Close

15/04/2021

Voluntarios de Surge Capacity Force del TSA ayudan a FEMA a administrar vacunas

WASHINGTON – Aproximadamente 50 miembros de la fuerza laboral de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) están aumentando la respuesta a la pandemia de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) y se ofrecen como voluntarios para ayudar en varios centros comunitarios de vacunación.

Estos voluntarios sirven en el Surge Capacity Force (SCF) de la TSA, que es un programa para empleados federales dentro del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y otras agencias federales que les brinda a los empleados que no pertenecen a FEMA la oportunidad de apoyar los esfuerzos de respuesta ante desastres. Estas personas dejan sus trabajos habituales y se despliegan hasta por 45 días para ayudar a FEMA donde sea necesario en el esfuerzo de respuesta.

“Los empleados de la TSA que se ofrecen como voluntarios para servir en Surge Capacity Force tienen una pasión interior que los impulsa a ayudar a otros que lo necesitan”, dijo Darby LaJoye, funcionario senior que se desempeña como administrador de la TSA. “Dejan la comodidad de sus hogares, familias y trabajos para unirse a los esfuerzos de FEMA durante semanas. El impulso para vacunar a más estadounidenses representa un buen ejemplo de cómo la TSA y otros componentes del DHS apoyan conjuntamente el mayor llamado para ayudar a nuestros conciudadanos “.

Surge Capacity Force de TSA consta de aproximadamente 400 voluntarios que normalmente se han desplegado para ayudar a FEMA en los esfuerzos de socorro por huracanes. A principios de este mes, los empleados de la TSA no se encontraban entre la fuerza laboral de detección desplegada en los sitios de vacunación en Chicago, IL y Providence, R.I., para apoyar el objetivo del presidente Biden de administrar 100 millones de vacunas dentro de los primeros 100 días de su administración. Los voluntarios realizan tareas administrativas y ayudan con la logística para ayudar a entregar las vacunas a los estadounidenses.

Los empleados de TSA recibieron capacitación para su misión de FEMA en Texas y luego se trasladaron a sus comunidades designadas para comenzar a ayudar con la respuesta a la vacunación. Aquellos que no habían recibido una vacuna hasta ese momento, fueron vacunados al llegar al sitio designado.

Los miembros de Surge Capacity Force de la TSA que trabajan para FEMA en Chicago en un sitio de vacunación, se encuentran en el mostrador de registro cuando las personas llegan por sus vacunas. Son (desde la izquierda) Heidi Blake de la Oficina de Inspecciones de la sede de la TSA; Elizabeth Ramirez, analista de programas del Aeropuerto Metropolitano del Condado de Wayne de Detroit; y Tasha Broxton, Oficial del Centro de Coordinación del Aeropuerto Internacional Newark-Liberty. (Foto de Marvin Rucker).

El Surge Capacity Force, autorizado por primera vez por el Congreso como parte de la Ley de Reforma del Manejo de Emergencias Post-Katrina de 2006, fue diseñado para brindar a todo el personal del DHS la oportunidad de ayudar a las comunidades y sobrevivientes luego de un desastre a gran escala. El programa se activó en 2012, cuando 1,100 empleados del DHS que no pertenecían a FEMA apoyaron la respuesta y recuperación ante desastres después del huracán Sandy y nuevamente en 2017 cuando más de 4,000 miembros del personal ayudaron a los estadounidenses afectados por los huracanes Harvey, Irma y Maria.