Close

19/07/2018

¿Te interesa el turismo de terror? California tiene las mejores opciones para ti

Desde que el cine de terror volvió de entre los muertos, cada vez más y más viajeros, de todo el mundo, se han interesado en convertir sus vacaciones en una expedición a lugares totalmente inéditos. De hecho, existe toda una industria multimillonaria que ha empezado a explotar lugares que antes se consideraba que le restaban atractivo a las ciudades.

 

Como no podía ser de otra forma, California se han convertido casi en una meca para los fanáticos del turismo de terror de todo el mundo, y bien, si es el caso de que tú eres uno de esos tipos medio extraños que disfruta sintiéndose totalmente aterrado durante tus vacaciones, ¡te presentamos los cuatro destinos más aterradores del Estado!

 

Recuerda siempre contar con los documentos

 

A menos que hayas nacido en Canadá, es seguro que necesitarás de una visa para ingresar a los Estados Unidos, no obstante, no tienes muchas razones para preocuparte. De hecho, el Departamento de Estado tiene una serie de procedimientos que facilitarán mucho el proceso si perteneces a uno de los 37 países que hacen parte del conocido como ‘Visa Waiver Program’.

 

Asegúrate de que el país que expidió tu pasaporte hace parte del programa de exención de visas y llena el formulario ESTA, cuando hayas subido tu aplicación completa, un algoritmo especial revisará y verificará tus datos y te extenderá una autorización para viajar a los Estados Unidos.

 

Debes tener muy en cuenta el hecho de que la Visa ESTA, no es exactamente una visa, y el oficial de migraciones en la frontera podría negarte la entrada si te encuentra sospechoso. Recuerda siempre tener a mano tu pasaporte y tu ESTA visa, si estás a punto de cruzar la frontera internacional que separa los Estados Unidos y México, es posible que los oficiales fronterizos te hagan preguntas adicionales.

 

Cuatro destinos totalmente aterradores en el Estado de California

 

Alcatraz Island: Estoy seguro de que conoces la leyenda tras esta mítica prisión que fue el hogar de muchos de los prisioneros más violentos y odiados de los Estados Unidos, aunque no es en sentido estricto una casa embrujada, te aseguro que no querrás permanecer en el edificio principal cuando caiga la bruma, de hecho, según los expertos paranormales es uno de los lugares más activos de todo el país.

 

Brookdale Lodge: Se trata de un complejo que al igual que la prisión de Alcatraz, queda en las inmediaciones de San Francisco. Se trataba de un hotel que se incendió y se cobró la vida de todos los empleados y de un centenar de visitantes y aunque el edificio se reconstruyó y volvió a habilitar para el turismo, los huéspedes aseguran que pasan cosas extrañas en el interior de sus habitaciones.

 

Winchester Mystery House: Incluso hicieron una película hace algún tiempo, se trata de una mansión de 160 habitaciones emplazada en San José, la mayoría de las puertas de este antiguo edificio no conducen a ninguna parte y hay pasadizos secretos por doquier, es considerado por los expertos uno de los lugares más excéntricos del mundo, y aunque no existe documentación de actividad paranormal, es un hecho que la idea de pasar una noche en este edificio es totalmente intimidante.

 

Silent Movie Theatre: Se trata de un teatro dedicado exclusivamente al cine mudo, fué inaugurado en 1942 y se sabe que pertenecía a un personaje siniestro llamado Lawrence Austen, que de hecho vendía los boletos él mismo. Entonces lo que sucedió fue que en 1997 fue asesinado a balazos en el vestíbulo del teatro, durante la proyección de la película “Amanecer”, y aunque el asesino resultó ser el proyeccionista, y el crimen se encuentra resuelto, se dice que Austen se aparece de vez en cuando en la que solía ser su oficina.


Si ya tienes tu visa ESTA, y agendaste una cita con tu cardiólogo no hace falta que te preocupes por nada más, te aguardan cuatro destinos totalmente aterradores que podrás recorrer bien por tu cuenta o de la mano de guías experimentados, prepárate para llevarte el susto de tu vida, hay que tener muchísimas agallas para aventurarse en algunas de estas locaciones.