Close

27/07/2019

Visita los parques de diversiones de Nueva York

Hershey Park NY

No cabe duda que una de las atracciones que más llama la atención, tanto de los grandes de los más chicos, son los parques de diversiones, sobre todo si te encuentras en los Estados Unidos pasando tus vacaciones o en una situación similar.

Asimismo, la ciudad de Nueva York, reconocida por muchos como la capital del mundo, atrae muchísimos turistas en cada época del año y, por supuesto, existen una gran cantidad de actividades que se pueden hacer durante una estadía en Nueva York.

Debido a esta combinación de factores, hemos decidido recopilar en una lista los 5 mejores parques de diversiones de Nueva York, tomando uno que otro que se encuentra en los alrededores de la ciudad, para que puedas disfrutar de la más extrema de las experiencias en tu viaje.

No obstante, antes de comenzar, es propicio recordarte que si planeas viajar a Estados Unidos pronto, es necesario que te asegures de contar con tu visa ESTA, hablamos de un requisito de ingreso que se le exige a la gran mayoría de extranjeros al momento de querer ingresar a territorio americano.

El sistema ESTA visa le permite a las autoridades migratorias estadounidenses filtrar la admisión de visitantes a su país, teniendo la potestad de denegar solicitudes si la persona no cumple con algún perfil determinado.

Si aún no estás familiarizado con los requisitos para obtener este visado o simplemente quieres iniciar tus trámites, te recomendamos que visites nuestro sitio web, en él podrás encontrar toda la información referente a este importante tema.

Por si fuera poco, una vez dentro, tendrás la oportunidad de rellenar el formulario ESTA con tus datos personales, para así comenzar formalmente con tu solicitud. Ofrecemos un trato personal 100% seguro, rápido y responsable para tu información.

  1. Victoria Gardens.

Ubicado en todo el centro del icónico Central Park se encuentra el parque de diversiones Victoria Gardens, un lugar idóneo si tu prioridad es poder llegar y salir rápido de allí, en el caso de que tengas una agenda apretada.

Además, luego de la intensa experiencia, podrás relajarte un rato en los restaurantes que están en los alrededores del parque o, incluso, visitar el MOMA y maravillarte con sus obras de arte.

  1. Coney Island.

Coney Island representa no solamente una visita común a un parque de diversiones, sino que cuenta con el plus de ser una especie de máquina del tiempo que te trasladará al antiguo Nueva York, ya que conserva mucho del ambiente que se respiraba en la ciudad hace varias décadas atrás.

A pesar de los daños que causó el huracán Sandy en 2012, el parque logró mantenerse a flote y a base de una reconstrucción ardua, sigue siendo uno de los referentes en cuanto a parques de la ciudad.

 

  1. Six Flags Great Adventure & Safari.

Nos vamos rápidamente a New Jersey porque, simplemente, el viaje vale muchísimo la pena, ya que iremos directo a disfrutar de las maravillas del parque Six Flags, ese que tanto sale en spots televisivos y publicidades.

Con más de 11 montañas rusas y atracciones para todas las edades, este parque es sinónimo de modernidad, avance tecnológico y versatilidad, absolutamente nadie se sentirá aburrido durante su visita.

  1. Sesame Place.

Llegó el momento de centrarse en los más chicos y por eso nos vamos al parque Sesame Place, un parque inspirado en la famosísima serie Sesame Street o Plaza Sésamo, traducido al español.

El parque es el lugar perfecto para niños entre los 6 y 10 años, con atracciones que los harán maravillarse cada vez más según vayan probando cada una, además de tener su propia piscina para refrescarse en el agua.

Obviamente, el momento más importante del día ocurre al final del mismo, cuando ocurre el desfile de presentación de los personajes más importantes de la serie, un auténtico sueño hecho realidad.

  1. Hershey Park.

Cerramos la lista con una visita deliciosa, literalmente, nos referimos al Hershey Park, un parque temático que se inspira en los famosos chocolates Hersheys.

Vivir en USA puede significar la oportunidad de vivir esta magnífica experiencia, que mezcla atracciones de un parque con forma de dulces y un estilo muy similar al de los popularísimos parques de Disney. Sin duda, vale la pena el viaje de tres horas.