Close

07/07/2019

Mejor turismo en Vermont

Mount Mansfield

Como ya se ha hecho costumbre, en este artículo hablaremos de otro de esos territorios muy poco conocidos y nombrados de los Estados Unidos.

En este caso, nos centraremos específicamente en el estado de Vermont, el segundo menos poblado del país, solo por detrás de Wyoming, y uno de los más pequeños en cuanto a extensión territorial.

Por los factores antes mencionados, es normal que Vermont no esté en la lista de lugares que desean visitar los turistas durante su estadía en USA, aunque, claro está, esta región tiene sus particularidades que merecen más atención de la que les da.

En este sentido, Vermont es una ciudad con alta influencia francesa, ya que perteneció a los colonos franceses, quienes dejaron su huella en diversos aspectos, como en el mismísimo nombre del estado y su capital, Montpelier.

Vermont podría definirse como uno de los rincones más canadienses dentro de los EEUU, así que si siempre soñaste con visitar Norteamérica, este estado podría darte lo mejor de los dos gigantes países del continente.

Ahora bien, para que puedas cumplir con creces dicho objetivo, te dejaremos un listado de los 5 lugares que no podrás dejar de visitar durante tu estadía en Vermont.

Pero antes, es momento de recordarte que si piensas viajar a Estados Unidos pronto, es necesario que te asegures de poseer tu visa ESTA.

La ESTA visa es un requisito de ingreso obligatorio para la mayoría de extranjeros que quieren entrar a los Estados Unidos por razones de turismo, así que es algo que no debe ser tomado a la ligera.

Si estás interesado en iniciar los trámites para solicitar tu visado, te recomendamos ingresar a nuestro sitio web, allí encontrarás toda la información pertinente al tema. Además, una vez dentro podrás rellenar el formulario ESTA y así dar el primer paso para la obtención de este importante documento.

  1. Killington Ski Area.

Comenzamos la lista con el lugar ideal para esquiar y disfrutar de buenos momentos sobre la nieve, la Killington Ski Area.

En este lugar podrás encontrar muchísimas áreas destinadas al disfrute de actividades sobre la nieve, teniendo la posibilidad de subir al pico Killington y observar los cañones que allí se forman.

Además, existen instalaciones como el resort, perfectas para relajarse y tomarse un buen chocolate caliente contemplando el paisaje de los seis picos que conforman la región montañosa de Vermont.

  1. Shelburne Museum.

El museo de Shelburne ha sido específicamente diseñado para resaltar el arte y la cultura de los nativos americanos, con más de obras que se exhiben en 39 áreas diferentes.

Desde pinturas de la corriente impresionista, hasta piezas textiles que datan del siglo XVIII, este museo será capaz de mantenerte entretenido por un buen rato, ya que te llevará unas horas recorrerlo todo por lo grande de sus dimensiones.

Además, a sus alrededores podrás observar el hermoso Lago Champlain.

  1. Bosque Nacional Green Mountain.

Con ocho áreas salvajes en su haber, el Bosque Nacional Green Mountain le ofrece a los turistas una inigualable vista de la vida silvestre de Vermont, estando habitado por diferentes especies de castores, osos, venados y otros animales característicos de las montañas americanas.

Posee la denominación de Bosque Nacional desde el año 1932, a causa de la sobreexplotación que se producía en el lugar, la cual le estaba ocasionando daños severos al ecosistema del bosque con incendios e inundaciones, un ejemplo claro de cómo se debe preservar un espacio natural.

  1. Mount Mansfield.

Como habrás podido ver, Vermont es una región circundada por una enorme cantidad de montañas, y ahora nos toca hablar del Mount Mansfield, que poco tiene que ver con la famosa novela de Jane Austen.

Una visita a los alrededores de esta montaña supone una de las mejores opciones de escape al ajetreado ritmo de la ciudad y la rutina diaria, perfecto para respirar aire fresco y tener contacto directo con la naturaleza.

  1. Museo de Ciencia de Montshire.

Nos alejamos de las montañas y cerramos la lista con el Museo de Ciencia de Montshire, un lugar que nos permite ver muy de cerca el comportamiento de las abejas y cómo actúan para fabricar la miel que tanto es utilizada por los humanos.

Anualmente, este museo aloja un festival de construcción de iglús, siendo uno de los eventos culturales más significativos del estado y una cosa que sólo se puede vivir en USA.