Close

06/10/2018

¿Estás listo para seguir la Senda de Oregón? Una aventura con 200 años de historia

Posiblemente habrás escuchado o leído sobre la conquista del oeste norteamericano y las diferentes fiebres de oro que movieron a centenares de miles de hombres desde el este de los Estados Unidos hacia el oeste. Pues bien, prepárate para emular a los antiguos colonos en una de las rutas más emocionantes que tiene los Estados Unidos.

 

La Senda de Oregón, conocida en inglés como Oregon Trail, es el nombre que recibe el antiguo camino por el que se desplazaron los colonos norteamericanos a través de los estados de Oregón, Idaho, Nebraska, Wyoming, Kansas y Misuri. Se trata de territorios que originalmente estaban poblados por tribus indigenas y cuya conquista le abrió el océano Pacifico a los Estados Unidos.  

 

Actualmente existen muchísimos entusiastas históricos y recreadores que te permiten revivir la experiencia original de los colonos en sus pesados carromatos tirados por bueyes y caballos, cantar una canción bajo las estrellas y comer platillos de la época, prepárate para revivir la historia de los primeros años de los Estados Unidos en cuerpo y alma.

 

Atención a los visados

 

Si estás dispuesto a dormir en una tienda, escuchar el inconfundible aullido de los coyotes y escuchar historias alrededor de un fuego, ya sólo hace falta que nos hagamos cargo de las cuestiones legales del viaje. Es importante que sepas que naciste en cualquiera de los 37 países que hacen parte del ‘Visa Waiver program’, solo tendrás que diligenciar el formulario ESTA, y aguardar a que el sistema analice tu solicitud, de estar todo en orden, recibirás tu Visa ESTA en el correo electrónico, no obstante, el sistema podría remitirte a una segunda instancia.

 

Considera muy atentamente el hecho de que la Visa ESTA, no es legalmente una visa, es solo una autorización de viaje, razón por la cual el funcionario de inmigración podría negarte el acceso al país si encuentra alguna conducta sospechosa. Normalmente esto no sucede, de hecho, según el Departamento de Estado, cerca de un 99% de los viajeros que porta este documento ingresa sin inconvenientes en su territorio, así que si ya tienes una ESTA visa, solo asegúrate de que esta no tenga más de dos años de antigüedad, en cuyo caso deberás solicitarla de nuevo.

 

Cinco consideraciones a tener en cuenta durante tu expedición

 

1) Atención a la época del año en que viajas: La temperatura puede variar drásticamente en estos territorios, desde los -10 grados centígrados en invierno, a los 38 grados en verano, así que más vale que consideres atentamente esta variable antes de organizar tu expedición.

 

2) Contratar un tour es una idea perfecta: Muchísimas agencias ofrecen viajes organizados que incluyen alojamiento, alimentación, entretenimiento y transporte. La ventaja que tienen este tipo de agencias es que te agruparán con otros entusiastas de la historia que estén haciendo el mismo viaje.

 

3) Algunos de los arroyos aún tienen oro en sus lechos: Lo creas o no, la fiebre del oro comenzó con un pequeño hallazgo en el lecho de un río, aún se ve a algunas decenas de hombres en las orillas fluviales con una batea depurando material en busca de algo de fortuna. De hecho, si encuentras metales preciosos durante tus vacaciones, legalmente serán tuyos.

 

4) Te vas a enamorar de Oregón : Lejos de la imagen bucólica del resto de la ruta, Portland la capital de este estado costero te enamorará con su cultura cosmopolita, su cercanía con Washington y Canadá les han dado un aire internacional donde la cocina de primer nivel es una regla y la calidad de vida es muy alta.

 

5) La vida salvaje es una variable a tener en cuenta: Vas a atravesar áreas habitadas por coyotes, lobos, osos, serpientes y escorpiones, obedece con atención las recomendaciones de tus guías y te mantendrás a salvo. Recuerda que la fauna norteamericana puede no ser tan benigna y huidiza como en otros continentes.


Si estás listo para hacer este emocionante viaje, tienes tu visa ESTA y la disposición para recorrer la cuna de los Estados Unidos, te aseguro que no hace falta que te convenza de nada, disfruta del viaje que tienes por delante, te esperan cientos de kilómetros de aventuras.