Close

11/10/2018

Dime todo lo que sepas de Wyoming y te diré qué tanto sabes de los Estados Unidos

El estado de la equidad es probablemente uno de los más ignotos de todo el territorio de los Estados Unidos, Wyoming pocas veces figura en el radar de los viajeros internacionales, sin embargo, su vasto territorio, el décimo más extenso dentro de los Estados de la Unión, es sin duda el hogar de algunas de las maravillas naturales más impresionantes de todo el país.

Para que te hagas una idea de su ubicación, te diré que al oeste limita con Idaho, al suroeste con Utah, al sur con Colorado, al este con Dakota del Sur y Nebraska y al norte con Montana, su capital Cheyenne apenas supera los 70,000 habitantes y aún siendo el estado menos poblado, tiene muchísimo para ofrecer al visitante.

Se trata de un territorio salvaje en toda la extensión de su palabra, casi dos tercios de su territorio están cubiertos por las sierras y las Montañas Rocosas y al menos el 45% de la tierra de todo el estado es propiedad del Gobierno Federal, dentro de este último conteo entran los dos parques nacionales más importantes del país: Yellowstone y Grand Teton.

Atención con los documentos

Si es que acaso la casualidad o la curiosidad te llevaron a la desolada Wyoming, debes considerar que a menos que vengas desde Canadá, ningún vuelo internacional aterriza en Cheyenne, así que mejor planea bien tu aventura. Lo mejor será preparar los aspectos migratorios de nuestro viaje.

Si eres connacional de cualquiera de los 37 países que hacen parte del ‘Visa Waiver program’, sólo hará falta que diligencies el formulario ESTA, y esperar a que un algoritmo de última tecnología analice tu solicitud, si el sistema no detecta ningún problema, recibirás tu Visa ESTA de forma digital. No obstante, existe también la posibilidad de que te remita a una segunda instancia para que amplíes tu información o aclares algún dato.

Ten siempre en mente que la Visa ESTA, no es en el sentido estricto una visa, se trata de una autorización de viaje que te permitirá abordar cualquier transporte aéreo, terrestre o marítimo rumbo a los Estados Unidos, es decir, el funcionario de inmigraciones aún podría requerir más información de tu parte e incluso negarte la entrada si nota algo sospechoso.

Sin embargo, no hay razones para preocuparse, según el propio gobierno de los Estados Unidos, cerca de un 99% de los viajeros que porta este documento ingresa sin inconvenientes en su territorio, así que si ya tienes una ESTA visa, sólo asegúrate de que esta no tenga más de dos años de antigüedad, en cuyo caso deberás solicitarla de nuevo.

Cuatro cosas que debes visitar durante tu paso por Wyoming

1) La capital estatal más pequeña de los Estados Unidos: Es cierto, poblacionalmente parece tratarse apenas de un pequeño pueblo, sin embargo, Cheyenne ofrece al visitante una buena idea de lo que fue la vida en ‘la frontera’ durante el nacimiento y expansión de los Estados Unidos, sin duda, el mejor museo del viejo oeste del país está en esta ciudad.  

2) Yellowstone es imperdible: Todos hemos escuchado alguna vez el nombre de este impresionante parque natural, sin embargo, debes considerar con atención la época del año en que lo visitas para poder disfrutarlo al máximo, las temperaturas durante el invierno pueden estar por debajo de cero y hacer prácticamente inaccesibles algunas áreas de interés.

3) Grand Teton es el paraíso en la tierra: Aunque goza de menos popularidad mediática que su parque hermano, los paisajes en Grand Teton regocijarán a cualquier amante de la naturaleza, no obstante, es importante que agendes un tour con antelación y con una agencia reconocida. El área está repleta de animales salvajes, no te aventures por tu propia cuenta, puedes poner tu vida en riesgo.

4) Visita el Centro Histórico Buffalo Bill: Se trata de un complejo cultural que agrupa cuatro museos en uno solo, podrás aprender de las costumbres de los colonos y los pueblos originarios, del arte relacionado con el entorno y de la historia natural. Es una visita imperdible sobre todo si visitas el área con tus hijos.

Si estás listo para adentrarte en el Estado menos poblado de los Estados Unidos y ya tienes tu visa ESTA, lo único que necesitas es verificar que tu pasaporte esté en orden y encontrar la mejor manera de llegar a este inmenso territorio.